mapa del sitioMapa del Sitio
 
[a-]
[a+]

.:Linea de Acción 3: Derechos de Agua y Gestión Ciudadana :.

En nuestro planeta existen 184 Estados nacionales y aproximadamente 5.000 grupos étnicos diferenciados, siendo Latinoamérica y, en particular, el espacio andino una de las zonas que presenta la mayor diversidad cultural y biológica del mundo. Por tanto, salvo muy extrañas excepciones, todos los Estados tienen una conformación multicultural que es una realidad en todos los países del área andina. No obstante, las instituciones jurídicas y políticas no dan cuenta de esa diversidad invisibilizada bajo el concepto de Estado – Nación.

El ejercicio efectivo de la ciudadanía en este contexto de diversidad cultural del mundo andino, supone impulsar reformas políticas, jurídicas y sociales que reconozcan el muticulturalismo de nuestras sociedades, lo que se traduce en el reconocimiento de una “ciudadanía multicultural”. El agua no es sólo un bien económico, sino también un bien cultural, en particular para los Pueblos Indígenas y agrupaciones campesinas que viven en el ecosistema andino.

En las democracias liberales los ciudadanos son lo individuos. Sin embargo, el muticulturalismo revela que hay grupos, colectivos y pueblos que enarbolan intereses colectivos, que responden a paradigmas culturales diversos, cuya promoción y protección supone que sean reconocidos como tales.

En esta situación se encuentran particularmente:

  • Pueblos Indígenas
  • Grupos inmigrantes
  • Comunidades campesinas
  • Comunidades de pescadores y otros

Estos Pueblos y comunidades, según sea el caso, poseen una particular cosmovisión respecto al agua lo que determina las formas de apropiación y uso de ésta.

Los individuos por su parte no solo reivindican intereses individuales, sino que también ostentan derechos e intereses de tipo colectivo que los impulsa a buscar instancias organizativas que promuevan estos intereses y derechos. Es el caso, por ejemplo, de la reivindicación y ejercicio de derechos económicos y sociales, derecho al desarrollo, derechos ambientales, derechos laborales y otros.

El agua como recurso escaso, imprescindible para la vida, es un factor fundamental para pensar un paradigma que vincule derechos ciudadanos en un debate sobre intereses económicos y derechos colectivos e individuales.  Este es preciamente uno de los centros gravitatorios del la problemática de análisis planteada por esta línea de investigación-acción en el marco del proyecto Visión Social del Agua.

Las investigaciones y reflexiones desarrolladas ya en el marco del proyecto, han planteado que en la reivindicación de derechos específicos se advierte una particularidad, vinculada a las características culturales y políticas de los mismos. En el caso de los Pueblos Indígenas, que constituyen unidades socio políticas diferenciadas que preexisten al Estado, reivindican derechos de autogobierno sobre el territorio y los recursos naturales que han estado bajo su jurisdicción desde tiempos inmemoriales, entre los cuales se incluye el agua.

Desde la perspectiva jurídica emergen una cantidad de derechos de naturaleza eminentemente colectiva, pues responden a consensos sociales  tales como el derecho al desarrollo y los derechos medio ambientales. Es en el marco de estos derechos donde han surgido paradigmas como:

  1. Igualdad de acceso: agua para todos.
  2. Desarrollo sostenible: uso sostenible de lo recursos hídricos.
  3. Protección al Medio Ambiente: manejo y protección de cuencas.

Estos temas están en el eje del debate en torno a la tensión entre desarrollo económico y gestión, manejo y acceso de los recursos hídricos, que hoy emerge con mucha fuerza sobre todo en aquellos países cuyos modelos productivos se sustentan en la explotación intensiva de los recursos naturales.

El debate en torno a la gestión de los recursos naturales y su rol en la estrategia de desarrollo de los países andinos, ha evidenciado serias inequidades estructurales que impactan el acceso de los sectores más postergados de la sociedad en los procesos de toma de decisión. Los Pueblos indígenas y las comunidades rurales enfrentan las presiones del desarrollo y otros grupos de interés sobre sus territorios y sus recursos naturales, en particular sobre los recursos hídricos. Privatización de derechos de aguas, uso indiscriminado del recursos y contaminación son algunos de los graves efectos que esta tensión sobre el recurso agua ha generado en algunos territorios indígenas y, en general, en las cabeceras de las cuencas hidrográficas localizadas, mayoritariamente, en los sectores rurales del ecosistema andino.

Lo que sostuvimos como hipótesis de trabajo en el proceso de investigación es que hay una buena gobernabilidad - gobernanza en el medio rural cuando existe un ejercicio equitativo de los derechos por parte de todos los actores, que les permita promover sus intereses con pleno respeto a sus derechos específicos, en un marco de solidaridad y armonía con el ecosistema. Lo que corresponde, en el caso del agua, a lo que se denomina la gestión integrada de las cuencas hidrográficas.  

La necesidad que surge es entonces determinar como se ejercen estos derechos y, al mismo tiempo garantizar la solidaridad y protección del medio ambiente, como base para el manejo integrado de los sistemas hidrográficos.

La amplitud de la temática propuesta en esta línea de investigación exigió desarrollar un marco conceptual y analítico con dos temas fundamentales:

  1. Los espacios socio territoriales - administrativos para la gestión del agua. Hasta ahora se ha asumido que la cuenca es la unidad por excelencia para la gestión sin considerar que actualmente existen otros espacios definidos por diferentes criterios (históricos, culturales, étnicos, etc.) que se sobreponen al concepto geográfico de cuenca hidrológica. Se propone trabajar en temas de investigación que estudien la territorialidad en la Gestión del Agua, avanzando más allá de los conceptos de Cuenca y/o de Unidades Jurídico Administrativas en la búsqueda de un análisis de la integralidad de la Gestión. A través de la presente investigación se aspirar a avanzar en la definición y entendimiento de la “Cuenca Social” incorporando variables históricas, culturales, sociales, económicas y ambientales. La gestión del agua forma parte integral de un sistema de manejo de un territorio, entendido como espacio geográfico en el cual se desenvuelve y se reproduce la cultura de una comunidad o pueblo indígena. Aquí es entonces la comunidad o el pueblo indígena quien toma las decisiones sobre el conjunto de los recursos naturales – entre los cuales esta el agua – para definir cómo se usan y cómo se dispone de ellos. En principio, en estos casos el único titular (sujeto) de facto de los derechos locales (entre otros: de agua) es la misma comunidad o pueblo indígena,  el proyecto se propuso investigar, en este entendido, como la gestión del espacio socio territorial contribuye a la conservación y a la prestación de servicios ambientales a otros usuarios y al propio medio ambiente, permitiendo de esta manera ilustrar y valorizar la gestión social del espacio.
  2. El estatus jurídico y el debate entre derechos individuales y colectivos de aguas. En los debates sobre la adecuación de los marcos legales en torno a los recursos hídricos en los distintos países andinos, no solamente aparece el tema del status jurídico que debería otorgarse a los derechos de aprovechamiento de agua (registro, concesión, licencia, etc.), sino también la cuestión fundamental si estos derechos deben considerarse de carácter individual (cada usuario en particular) o recaer sobre la entidad que gestiona el sistema como colectividad de usuarios. Las tendencias oficiales que se aprecian en las distintas propuestas de anteproyecto de Ley de Aguas en Los Andes, reflejan una preferencia por la individualización de los derechos de aguas. Coinciden con un espíritu neoliberal y aparentemente se motivan en el pensamiento de que en las sociedades de hoy día debe otorgarse plena oportunidad para el individuo, y brindarle para ello la suficiente seguridad jurídica. No está muy presente en estas propuestas una reflexión sobre la capacidad real del Estado en cuanto a garantizar y regular los derechos individuales, más aún considerando la fragilidad de la institucionalidad pública en la mayoría de los países andinos. Tomando en cuenta este panorama y considerando que la gestión campesina, indígena, del agua en las poblaciones rurales y grupos emigrantes urbanos es dominada por el ejercicio de derechos colectivos, es muy importante estudiar la conveniencia de que en las iniciativas de adecuación de los marcos legales en torno a los recursos hídricos se promuevan y se establezcan preferencias que fortalezcan la seguridad jurídica de los sistemas colectivos de uso, sin desmedro del reconocimiento de derechos individuales donde correspondan.

Preguntas de Investigación Tema 3

En base a este marco teórico las preguntas de análisis que guiaron la investigación en este tema (3) son:

  1. Cuales son las interrelaciones entre territorio y agua en los Andes? y como éstas pueden permitirnos avanzar del enfoque de la cuenca hidrológica hacia la concepción y entendimiento de la cuenca social?
  2. Como la gestión del espacio socio territorial andino contribuye a la conservación y a la prestación de servicios ambientales a otros usuarios y cuales son los mecanismos de retribución?
  3. Cuales son las ventajas y desventajas de la aplicación de un enfoque de derechos colectivos en cuanto a la regulación y saneamiento de derechos de agua que permita estructurar una mejor gobernabilidad y gobernanza en relación a los recursos hídricos y sus servicios?

Logros  y contribuciones esperadas de la investigación en relación
al Tema 3.


Se espera que el proceso de investigación-acción de la línea 3, permita la construcción de los siguientes logros:

  1. Se ha contribuido mediante el estudio de variables históricas, culturales, sociales, económicas y ambientales a la conceptualización  y entendimiento de la cuenca social y como ésta contribuye a la conservación y a la prestación de servicios ambientales a otros usuarios, permitiendo de esta manera ilustrar y valorizar la gestión social del espacio andino para la reformulación más adecuada de planes de gestión de cuencas y políticas sobre retribución de servicios ambientales.
  2. Se ha contribuido a que las propuestas de reformas legislativas sobre el status jurídico y el carácter de los derechos de agua adopten un enfoque de mayor viabilidad técnica, social y política, aportando significativamente de esa manera al rediseño de los marcos regulatorios de derechos de aguas en la región.
rocio